in

¿Qué es la mucosa eritematosa y cómo se trata?

Descripción

La mucosa es una membrana que recubre el interior del tracto digestivo. El término eritematoso significa enrojecimiento. Así que, tener una mucosa eritematosa significa que el revestimiento interno del tracto digestivo está enrojecido.

La mucosa eritematosa no es una enfermedad. Es una señal de que una afección o irritación subyacente ha causado inflamación, lo que ha aumentado el flujo sanguíneo a la mucosa y la ha enrojecido.

Los médicos utilizan el término mucosa eritematosa principalmente para describir lo que encuentran después de examinar el tracto digestivo con un endoscopio con una luz, el cual se inserta a través de la boca o el recto. La afección asociada depende de la parte del tracto digestivo afectada:

  • En el estómago, se llama gastritis.
  • En el colon, se llama colitis.
  • En el recto, se llama proctitis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la mucosa eritematosa varían según el lugar donde se localice la inflamación. Las siguientes áreas son las que se ven más afectadas:

Estómago u antro

La gastritis generalmente afecta todo el estómago, pero a veces solo afecta el antro, la parte inferior del estómago. La gastritis puede ser de corta duración (aguda) o prolongada (crónica).

Los síntomas de la gastritis aguda incluyen:

  • malestar leve o sensación de llenura en la parte superior izquierda del abdomen después de comer
  • náusea y vómitos
  • pérdida de apetito
  • acidez o indigestión, que es ardor y un dolor leve

Si la irritación es tan fuerte que causa una úlcera, es posible que vomites sangre. Sin embargo, en ocasiones la gastritis aguda no presenta síntomas.

La mayoría de las personas con gastritis crónica tampoco presentan síntomas. Pero puedes contraer anemia por deficiencia de vitamina B-12 porque tu estómago ya no puede segregar la molécula necesaria para absorber esta vitamina. Podrías sentir fatiga y mareos, y verte pálido si tienes anemia.

Colon

Tu intestino grueso también se llama colon. Conecta tu intestino delgado a tu recto. Los síntomas de la colitis pueden variar un poco dependiendo de la causa, pero los síntomas generales incluyen:

  • diarrea que puede llevar sangre y a menudo es grave
  • dolor abdominal y cólicos
  • distensión abdominal
  • pérdida de peso

Las dos enfermedades inflamatorias del intestino (EII) más comunes, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, pueden causar inflamación en otras partes del cuerpo además del colon. Entre ellas:

  • tus ojos, lo que causa picazón y lagrimeo
  • tu piel, lo que hace que se formen llagas o úlceras y se vuelva escamosa
  • tus articulaciones, lo que hace que se hinchen y te cause dolor
  • tu boca, lo que hace que se formen llagas

A veces, se forman fístulas cuando la inflamación atraviesa completamente la pared intestinal. Estas son conexiones anormales entre dos partes diferentes de tu intestino: entre tu intestino y tu vejiga o vagina, o entre tu intestino y el exterior de tu cuerpo.

Estas conexiones permiten que las heces se muevan desde tu intestino a tu vejiga, vagina o fuera de tu cuerpo. Esto puede provocar infecciones y heces que salen de la vagina o la piel.

En raras ocasiones, la colitis puede ser tan grave que tu colon se rompe. Si esto sucede, las heces y las bacterias pueden ingresar en tu abdomen y causar peritonitis, que es una inflamación del revestimiento de la cavidad abdominal. Esto provoca un dolor abdominal intenso y endurece la pared abdominal. Es una emergencia médica y puede poner en peligro la vida. Habla con tu médico para controlar tus síntomas y evitar esta complicación.

Recto

El recto es la última parte del tracto digestivo. Es un tubo que conecta el colon con el exterior del cuerpo. Los síntomas de la proctitis incluyen:

  • sentir dolor en el recto o en la parte inferior izquierda del abdomen, o cuando tienes una evacuación intestinal
  • expulsar sangre y mucosidad con o sin evacuaciones intestinales
  • tener una sensación de que el recto está lleno y con frecuencia tienes que evacuar
  • diarrea

Las complicaciones también pueden causar síntomas, como:

  • Úlceras. Las aberturas dolorosas en la mucosa pueden ocurrir con inflamación crónica.
  • Anemia. Cuando sangras continuamente por el recto, tu recuento de glóbulos rojos puede disminuir. Esto puede hacer que te sientas cansado, incapaz de recuperar el aliento y mareado. Tu piel también puede verse pálida.
  • Fístulas. Estas pueden formarse en el recto al igual que en el colon.

¿Cuál es su causa?

Estómago o antro

La gastritis aguda puede ser causada por:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • aspirina
  • reflujo de bilis desde el intestino
  • Helicobacter pylori (H. pylori) y otras infecciones bacterianas
  • alcohol
  • enfermedad de Crohn

La gastritis crónica suele ser causada por la infección por H. pylori. Aproximadamente uno de cada cinco caucásicos tiene H. pylori y más de la mitad de los afroamericanos, hispanos y personas de edad avanzada la tienen.

Colon

Varias cosas pueden causar colitis, que incluyen:

  • Enfermedad inflamatoria intestinal. Hay dos tipos, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Ambas son enfermedades autoinmunes, lo que significa que tu cuerpo se está atacando a sí mismo de manera inadecuada.
  • Diverticulitis. Esta infección ocurre cuando pequeños sacos o bolsas creados por la mucosa se adhieren a las áreas débiles de la pared del colon.
  • Infecciones. Pueden ocurrir debido a bacterias en alimentos contaminados, como salmonella, virus y parásitos.
  • Antibióticos. La colitis asociada a antibióticos suele ocurrir después de tomar antibióticos fuertes que matan todas las bacterias buenas en el intestino. Esto permite que una bacteria llamada Clostridium difficile, que es resistente a los antibióticos, invada el colon.
  • Falta de flujo sanguíneo. La colitis isquémica ocurre cuando el suministro de sangre a una parte de su colon se ve reducido o se detiene por completo, de modo que parte del colon comienza a morir porque no recibe suficiente oxígeno.

Recto

Algunas de las causas más comunes de proctitis son:

  • los mismos dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal que pueden afectar el colon
  • tratamientos de radiación en el recto o la próstata
  • infecciones:
    • enfermedades de transmisión sexual como clamidia, herpes y gonorrea
    • bacterias en alimentos contaminados, por ejemplo, con salmonela
    • VIH

En los niños pequeños puede ocurrir proctitis inducida por proteínas, que se asocia con beber leche de soya o de vaca, y proctitis eosinofílica, que es causada por un exceso de glóbulos blancos (llamados eosinófilos) en el revestimiento.

Cómo se diagnostica

El diagnóstico de mucosa eritematosa de cualquier parte del tracto digestivo generalmente se confirma mediante el examen de biopsias del tejido obtenidas durante una endoscopia. En estos procedimientos, el médico usa un endoscopio, un tubo delgado con luz y una cámara, para mirar a través del interior del sistema digestivo.

Se puede extraer una pequeña parte de la mucosa eritematosa mediante el endoscopio y observarla con un microscopio. Cuando el médico usa este procedimiento, generalmente se hace bajo anestesia.

Estómago u antro

Cuando tu médico observa tu estómago con un endoscopio, se llama endoscopia superior. El endoscopio se inserta a través de la nariz o la boca y se mueve suavemente hacia el estómago. Tu médico también examinará tu esófago y la primera parte de tu intestino delgado (el duodeno) durante el procedimiento.

Por lo general, la gastritis se puede diagnosticar en función de tus síntomas y antecedentes, pero tu médico podría realizar otras pruebas para estar seguro. Entre ellas:

  • un análisis de aliento, heces o sangre puede confirmar si tienes H. pylori
  • una endoscopia puede permitirle a tu médico buscar inflamación y tomar una biopsia si alguna área parece sospechosa o para confirmar que tienes H. pylori

Colon

Cuando tu médico estudia el recto y colon, se llama colonoscopia. Para este procedimiento, el endoscopio se inserta en el recto. El médico examinará todo el colon durante este procedimiento.

Se puede usar un endoscopio más pequeño con luz llamado sigmoidoscopio para examinar solo el extremo del colon (el colon sigmoide), pero generalmente se realiza una colonoscopia para observar todo el colon con el fin de tomar biopsias de áreas anormales o muestras para buscar una infección.

Otras pruebas que puede realizar tu médico incluyen:

  • análisis de sangre para buscar anemia o marcadores de una enfermedad autoinmune
  • análisis de heces para buscar infecciones o sangre que no se puede ver
  • una tomografía computarizada o resonancia magnética para observar todo el intestino o buscar una fístula

Recto

Se puede usar un sigmoidoscopio para examinar el recto en busca de proctitis y obtener tejido de biopsia. Se puede usar una colonoscopia si tu médico desea examinar todo el colon y el recto. Otras pruebas pueden incluir:

  • análisis de sangre para detectar infecciones o anemia
  • una muestra de heces para detectar infecciones o enfermedades de transmisión sexual
  • una tomografía computarizada o resonancia magnética si el médico sospecha que existe una fístula

Relación con el cáncer

La bacteria H. pylori puede causar gastritis crónica, que puede provocar úlceras y, a veces, cáncer de estómago. Los estudios sugieren que el riesgo de desarrollar cáncer de estómago puede ser de tres a seis veces mayor si se tiene H. pylori que si no se tiene, pero no todos los médicos están de acuerdo con estos números.

Debido al mayor riesgo, es importante que H. pylori sea tratado y erradicado del estómago.

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de colon que comienza después de haberlas padecido durante unos 8 años. En ese momento, el médico recomendará una colonoscopia todos los años para que el cáncer se pueda detectar temprano, si se desarrolla. Si la colitis ulcerosa solo afecta el recto, el riesgo de cáncer no aumenta.

Cómo se trata

El tratamiento varía en función de la causa, pero el primer paso es siempre detener cualquier cosa que pueda estar causando o empeorando la afección, como el alcohol, los AINE o la aspirina, una dieta baja en fibra o el estrés. La inflamación mejora rápidamente después de que se elimina el irritante.

Estómago o antro

Hay varios medicamentos que reducen el ácido del estómago que se pueden comprar con y sin receta médica. Reducir el ácido del estómago ayuda a sanar la inflamación. El médico puede recomendar o recetar estos medicamentos.

  • Antiácidos: neutralizan el ácido del estómago y detienen el dolor de estómago rápidamente.
  • Inhibidores de la bomba de protones: detienen la producción de ácido. Usar una gran cantidad de este medicamento durante un tiempo prolongado puede debilitar los huesos, por lo que es posible que sea necesario tomar calcio.
  • Antagonistas del receptor de histamina-2 (H2): estos reducen la cantidad de ácido que produce el estómago.

Los tratamientos específicos incluyen:

  • Si la causa son los AINE o la aspirina: estos medicamentos deben suspenderse y debe tomarse uno o más de los medicamentos anteriores.
  • Para una infección por H. pylori: el tratamiento es una combinación de antibióticos durante 7 a 14 días.
  • Deficiencia de vitamina B-12: esta deficiencia puede tratarse con inyecciones de reemplazo de esta vitamina.
  • Si una biopsia muestra cambios precancerosos: probablemente sea necesaria una endoscopia una vez al año para buscar cáncer.

Otros tratamientos incluyen:

  • Reducir o eliminar el alcohol, lo que reduce la irritación a la que está expuesto el revestimiento del estómago.
  • Evitar los alimentos que se sabe que causan malestar estomacal o acidez, lo cual también reduce la irritación del estómago y puede aliviar los síntomas.

Colon

El tratamiento de la colitis depende de la causa:

  • La enfermedad inflamatoria intestinal se trata con medicamentos que reducen la inflamación y suprimen el sistema inmunitario. Cambiar la dieta y disminuir el nivel de estrés también puede ayudar a reducir o evitar los síntomas. A veces, es necesaria la extirpación quirúrgica de partes del colon gravemente dañadas.
  • La diverticulitis se trata con antibióticos y una dieta que contenga una cantidad adecuada de fibra. A veces, es lo suficientemente grave como para requerir hospitalización y tratamiento con antibióticos por vía intravenosa y una dieta líquida para hacer descansar el colon.
  • Las infecciones bacterianas se tratan con antibióticos.
  • Las infecciones virales se tratan con antivirales.
  • Los parásitos se tratan con antiparasitarios.
  • La colitis asociada a antibióticos se trata con antibióticos a los cuales el Clostridium difficile no sea resistente, pero a veces es muy difícil deshacerse de esta afección por completo.
  • La colitis isquémica generalmente se trata “arreglando” la causa de la reducción del flujo sanguíneo. A menudo, el colon dañado debe extirparse quirúrgicamente.

Recto

  • La enfermedad inflamatoria intestinal en el recto se trata de la misma manera que en el colon, con medicamentos y cambios en el estilo de vida.
  • La inflamación causada por la radioterapia no requiere tratamiento si es leve. Si es más grave, se pueden usar medicamentos antiinflamatorios.
  • Las infecciones se tratan con antibióticos o antivirales, dependiendo de la causa.
  • Las enfermedades que afectan a los niños pequeños se tratan determinando qué alimentos y bebidas están causando el problema y evitándolos.

Pronóstico

Los síntomas de la mucosa eritematosa debido a la inflamación pueden ser leves o graves y son diferentes dependiendo de la parte del tracto digestivo involucrada. Existen formas efectivas de diagnosticar y tratar estas afecciones.

Es importante consultar a un médico si tienes síntomas de gastritis, colitis o proctitis. De esa manera, tu afección se puede diagnosticar y tratar antes de que se vuelva demasiado grave o desarrolles complicaciones.

Cosa ne pensi?

Commenti

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Caricando...

0

Come trattare e prevenire la diarrea durante e dopo un allenamento

Morbo di Crohn: come colpisce gli occhi?